Home - Secciones - Tips y consejos - 7 consejos a seguir para bucear por primera vez

7 consejos a seguir para bucear por primera vez

Las primeras veces pueden resultar aterradoras, pero tarde o temprano se debe dejar el miedo atrás y probar cosas nuevas. Bucear por primera vez es un experiencia única y que no te puedes perder por nada del mundo. Por eso lee los siguientes consejos para ir preparándote para tu siguiente gran aventura

bucear

1. Elige una ubicación adecuada. Existen muchos factores variables para elegir el lugar donde quieres bucear, tales como:

  • Atractivo: existen muchas vistas debajo del agua que incluyen a los arrecife de coral, restos de barcos, cuevas y diversidad de plantas y animales. Los arrecifes de coral se hallan principalmente en los climas tropicales y los restos de barcos y cuevas se pueden encontrar en casi cualquier lugar.
  • Visibilidad: bajo el agua, la visibilidad puede variar desde algo tan corto como 0,6 m (2 pies) hasta 30,5 m (100 pies). Esto depende principalmente de las condiciones del mar, pero también puede verse afectado por el clima. En el Pacífico norte y Atlántico norte encontrarás que la visibilidad es muy limitada, ¡mientras que en los climas tropicales puedes ver el sol desde una profundidad de casi 30,5 m (100 pies)!
  • Profundidad: las personas que hacen buceo recreativo no deben bucear más allá de 39,6 m (130 pies) sin un entrenamiento y equipo avanzado. Mientras más profundo bucees, mayores son los riesgos de salir lesionado. A medida que vas más profundo, menos luz puede penetrar en el agua y el océano se vuelve más oscuro.

2. Encuentra al instructor adecuado para tu primer buceo. Un mal instructor de buceo significa en muchos casos una mala primera experiencia.  Los profesionales locales  han buceado el área cientos de veces y sabrán cuáles son los mejores lugares para los principiantes. Asegúrate de que el maestro de buceo sepa que se trata de tu primera salida de buceo. De esta manera puede vigilarte y ofrecerte ayuda si lo necesitas.

3. Prepara el equipo adecuado. Seleccionar y asegurar el funcionamiento adecuado del equipo de buceo es crucial para el éxito y la seguridad del buceo:

  • Traje de neopreno: el espesor del traje de neopreno que uses depende de la temperatura del agua. Las variedades pueden incluir espesores de 3 mm, 5 mm o 7 mm. De hecho, mientras más fría sea el agua, más grosor debería tener tu traje. Lo mismo aplica para la capucha, los guantes o las botas.
  • Aletas o aletas de nado: compra aletas con canales anchos, ya que los buceadores las requieren para superar la resistencia del agua con mayor equipo y por lo general para viajar de forma más eficiente.  La diferencia entre una aleta de pie completo y de talón abierto puede ser drástica, así que debes estar preparado con lo que sea que elijas.
  • Compensador de flotabilidad (BCD): este equipamiento le permite al buceador alcanzar una flotabilidad neutra debajo del agua, además de proporcionar asistencia al ascender o descender.
  • Cinturón de peso: estos cinturones contraatacan la flotabilidad general del equipo de buceo. Selecciona un cinturón de peso basado en la flotabilidad del equipo y la tuya propia, lo cual debe determinarse antes de intentar bucear.
  • Tanques de buceo o botellas de buceo: selecciona un tanque a la medida de tu plan de buceo. Para buceos cortos en agua cálida con buena visibilidad, por lo general será adecuado un solo tanque de aluminio con 80 pies cúbicos de aire. Algunos buceadores prefieren tanques de acero debido a que la flotabilidad entre un tanque lleno y un tanque vacío varía menos que en un tanque de aluminio, pero el peso es mayor.
  • Máscara y tubo de buceo: asegúrate de usar una máscara que se haya templado para presión y que contenga un espacio para la nariz. Asegúrate de que la máscara te quede bien y que esté ajustada a tu cara como para no dejar pasar el agua.

4. Realiza un chequeo final. Una vez que hayas preparado todo tu equipo, ahora debes prepararte a ti mismo. Asegurar una hidratación adecuada es un paso clave para bucear con seguridad, ya que la deshidratación puede ser perjudicial para tu salud debajo del agua. Asimismo, mantén una actitud positiva y una mente clara en caso suceda algún problema mientras buceas. Y lo más importante de todo, ¡no entres en pánico si algo sale mal!

5. Determina cómo entrarás en el agua. Por lo general hay dos formas de entrar al agua para bucear: desde un bote (gran salto o deslizarse al agua) o simplemente caminar desde la playa. Si caminas desde la playa, asegúrate de conocer los bancos de arena, corales o formaciones de rocas locales cerca de tu ubicación. Si entras desde un bote, puedes deslizarse hacia atrás desde un lado o saltar desde la parte posterior del bote. Recuerda tener cuidado cuando bajes el ancla, ya que no quieres dañar un coral o enredarte en los restos de un barco.

6. Se mira pero no se toca. Seguramente al ser tu primera vez buceando estarás tentado de tocarlo todo, peces y otros animales incluidos. No todos los animales que veas serán inofensivos. Cumple las normas del instructor.

7. Asciende con precaución. Después de disfrutar de tu paseo submarino no vuelvas rápidamente a la superficie o podrías dañar tus pulmones. Como norma no hay que ascender a más de 15 metros por minuto. También es necesario detenerse unos 3 minutos cuando estés a aproximadamente 4 metros de la superficie.

Y por último, recuerda siempre tener un plan de emergencia. ¿Qué pasa si alguien desaparece? ¿Dónde está el oxígeno? ¿Dónde está el hospital más cercano? ¿Quiénes son los contactos de emergencia? Más vale ir con precaución.

Con información de: WikiHow y Moana Diving

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones