Tips y consejos

Las 5 estafas más comunes al viajar

aeropuerto-madrid

Por el solo hecho de ser turista muchos te querrán engañar, ya sea vendiéndote un boleto de avión excesivamente costo o ofreciéndote un paquete fraudulento. Como viajeros tenemos la obligación de protegernos y para saber cómo hacerlo el portal Aterrizar.net creo una lista con las 5 estafas más comunes que suceden al viajar.

1.Oferta fraudulenta: existen personas que se hacen pasar por grandes empresas y lo persuaden para que pague un dinero exagerado por un viaje o por unas reservaciones que no son reales. Para evitar este tipo de estafa lo mejor es que usted mismo acceda a la web y realice sus trámites o vaya directamente a la oficina física de la empresa.

2.Oferta que no tenía reserva: es común que haya hecho una reserva previa pero cuando llega al sitio le dicen que no tenía ninguna reserva en ese lugar y de casualidad sale una persona ofreciendo un alojamiento cerca y con buen precio, cuando se llega al lugar es un precio más elevado del que propusieron y muchas personas por estar ya en el lugar aceptan. Si desea evitar esto es mejor confiar en compañías que se sean expertas en el turismo del país que esta visitando y no caer en tentaciones.

3.Oferta de viaje con gastos ocultos: las promociones siempre son tentadoras a la hora de viajar, pueden parecer muy económicas y la mejor idea que se pueda tener, pero seguro tendrá algunos gastos con los cuales no se contaba. Tasas y gastos de desplazamiento es lo más común. Hay que poner atención en leer cada palabra de la promoción y preguntar sobre todo para evitar caer en este tipo de estafa.

4.Gastos excesivos en el transporte: no sólo en las reservaciones de los hoteles pueden pasar los engaños, cuando se trata de desplazarse en taxi o transporte público sin ser del todo legales también suelen engañar a los turistas. Para evitarlo lo mejor es conocer o tener un estimado sobre los precios locales de desplazamiento o acudir a una empresa responsable que se pueda encargar de su traslado.

5.“Con cara de turista”: siempre es bueno preguntar y comparar precios de sitios comunes o de turistas, porque siempre que le ven la cara de sorprendido o perdido quieren aprovechar para poner el doble del precio que le dan a los lugareños solo por ser un turista.

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones

Artículos relacionados

Close