Inicio - Secciones - Tips y consejos - 10 tips para nuestras fotos de viajes

10 tips para nuestras fotos de viajes

viajeros2

1) ¿Qué?
Sé Selectivo. Identifica lo que te gusta fotografiar, lo que te llama la atención. Sin embargo, es muy importante nunca perder el ritmo. No dejes de tomar fotos en tus viajes. En esta era digital solo toma un clic para borrar fotos no deseadas.

2) ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Por qué quiero hacer esta foto?
Ejemplo: Porque disfruto hacer fotos como una forma de documentación. Para mi pared de fotos, para mi foto de portada en Facebook, para compartir en Instagram, para mandársela a mi novio o novia que no pudo venir, o simplemente por el miedo de olvidar este momento, este viaje. Teniendo esto en mente te permitirá perder menos tiempo en las típicas fotos insignificantes de turistas que sólo interrumpen el viaje.

3) Sé original
Aléjate de todos los clichés, para eso existen las postales. Atrévete a ver más allá de lo que todos ven, encuentra tu propia voz, tu propio discurso. Juega y experimenta con la composición, tus sujetos, enfócate en los detalles.

4) Equipo
Recuerda que tu cámara será tu herramienta de documentación durante todo el viaje.
Conócela, escúchala, encuéntrate en ella. Mide cuánto le dura la batería, LEE SU INSTRUCTIVO para que aproveches todo su potencial, experimenta con sus diferentes funciones, filtros y modos de operación y escoge el que más te convenga.

5) Luz
En las fotos de los viajes hay que sacar el mejor provecho con la luz disponible pues existen siempre factores, como el clima por ejemplo, que no se pueden controlar.

6) Background
Los fondos de las fotos son muy importantes y muchas veces los descuidamos por concentrarnos solamente en nuestros sujetos. Por ejemplo, asegúrate que tu línea de horizonte siempre esté derecha (la línea del mar es normalmente la más notoria. Al menos que tu inclinación sea a propósito).

TEN MUCHO CUIDADO CON LOS TURISTAS, tienen una gran habilidad de aparecer en el fondo de tus fotos y arruinarlas. Ten paciencia (mucha) y espera a que desaparezcan de tu foto. O bien, utiliza a tu sujeto u otros objetos más agradables para tapar elementos no deseados.

7) Composición
Presta mucha atención a la composición de tus fotos. Busca siempre los contrastes (tanto visuales, proporcionales y culturales), juega siempre con la escala de los elementos fotografiados, utiliza la figura humana cuando sea necesario como referencia. Aísla a tus sujetos para darles mayor importancia, acércate a ellos para brindar más información de sus características, o bien, aléjate para conocer mejor su entorno. No dejes de mirar hacia arriba o hacia abajo. Siempre hay una buena foto, el resto es encontrar la perspectiva apropiada.

8) Más allá
Atrévete a salir de tu zona de confort.
Conoce, prueba, observa, escucha. Descubre todo lo nuevo, lo local, lo contrastante y diferente a casa. Vence tu miedo y entrégate al viaje y te llevará a lugares alucinantes (donde sacarás fotos increíbles).

Observa y acércate a tus sujetos. Esto incluye personas. Pide permiso siempre para retratarlos siendo amable y sonriente. Pierde la pena pues recuerda que el NO ya lo tienes. El SÍ varía mucho según el país donde te encuentres (pero te aseguro que te sorprenderás).

9) ¿Compartir o no compartir?
En un mundo de tanta inmediatez de información, se agradece cuando ésta no es compartida de más. Comparte sólo lo necesario y reserva momentos sólo para ti y tus compañeros de viaje.
Sin embargo, nunca antes como hoy se disfruta tanto compartiendo fotos de viajes como lo es a través de redes sociales como Facebook o Instagram. Aprovecha estas herramientas para incluir en tus experiencias a quienes no pudieron acompañarte, pero nunca descuides tu ubicación geográfica y lo que ésta tiene para ti.

10) Sé tangible
Imprime tus fotos, compártelas con tus amigos y familiares, enmárcalas y cuélgalas en tu pared de recuerdos. Haz álbumes o libros de tus viajes (compañías como Apple, Shutterfly y Mixbook ofrecen estos servicios, con diferentes opciones de formatos, tamaños y hasta tipos de papel). Cuando seamos viejos y no podamos más usar una computadora nos lo agradeceremos entreteniendo nuestras tardes viajando a través de nuestros álbumes de recuerdos que forjaron lo que seremos.

 

 

vía: alanxelmundo.com

 

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones