Estados Unidos arresta a operadores de turismo de maternidad relacionados con China
USA

Estados Unidos arresta a operadores de turismo de maternidad relacionados con China

Los turistas de maternidad viajan a países extranjeros para dar a luz, a fin de que sus hijos adquieran la ciudadanía del país donde nacen.

Tres personas fueron arrestadas bajo cargos de dirigir empresas de “turismo de nacimiento” que atienden a clientes chinos en el sur de California este jueves.

Según Thom Mrozek, vocero de la Oficina del secretario de Justicia de Estados Unidos, es la primera vez que se presentan cargos penales en un tribunal federal de Estados Unidos por esta práctica.

Los “turistas de nacimientos” viajan a países extranjeros para dar a luz, para que sus hijos adquieran la ciudadanía de ese país. En Estados Unidos, el principio legal de jus soli confiere automáticamente la ciudadanía a los bebés nacidos en territorio estadounidense. Otros países, como Suiza y Japón, no otorgan la ciudadanía automáticamente a menos que uno o los dos padres sean ciudadanos.

Las tres personas bajo custodia no habían hecho comentarios al momento de esta publicación. Todos fueron acusados de “conspiración para cometer fraude migratorio, lavado de dinero internacional y robo de identidad”, según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los cargos provienen de un allanamiento de docenas de “hoteles de maternidad”, a menudo lujosos, donde las futuras madres pagaban entre 15,000 y 50,000 dólares para dar a luz en Estados Unidos, según un comunicado emitido en su momento por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia alega que las operaciones de turismo de nacimiento publicitan acceso a “la nacionalidad más atractiva”, “mejor aire y menos contaminación; prioridad para empleos en el gobierno de Estados Unidos, escuelas secundarias públicas, una situación política más estable y la posibilidad de recibir beneficios suplementarios cuando viva en el extranjero.

La acusación argumenta que las empresas instruyen a las mujeres a usar “ropa holgada que oculte sus embarazos” al entrar a través de la inmigración estadounidense.

“Estos casos alegan una amplia gama de planes criminales que buscan vencer nuestras leyes de inmigración, leyes que reciben visitantes extranjeros siempre que sean sinceros sobre sus intenciones al ingresar al país”, dijo el fiscal federal Nick Hanna.

“Las declaraciones de los operadores de estas casas de maternidad muestran desprecio por Estados Unidos mientras atraían a los clientes con el poder y prestigio de la ciudadanía estadounidense para sus hijos. Algunos de los clientes adinerados de estas empresas también demostraron desprecio flagrante por Estados Unidos haciendo caso omiso de las órdenes judiciales que les ordena permanecer en el país para ayudar con la investigación y saltarse las deudas pendientes de pago del hospital”.

En total, el Departamento de Justicia presentó acusaciones formales contra 19 personas. El Departamento de Justicia alegó que Dongyuan Li, de 41 años, y uno de los tres detenidos, recibió 3 millones de dólares en transferencias electrónicas desde China en solo dos años, atendiendo a más de 500 clientes chinos de turismo de nacimiento.

La acusación detalla comunicaciones que supuestamente Li tenía sobre si debía o no devolver un anticipo porque un cliente descubrió que su bebé era una niña y que “su esposo había arreglado un aborto por ella”.

Los otros dos acusados arrestados, Michael Wei Yueh Liu, de 53 años, y Jing Dong, de 42, están acusados de operar una compañía llamada USA Happy Baby Inc., que les cobró a clientes ‘VIP’ hasta 100,000 dólares.

La acusación formal también alega que Liu y Dong utilizaron 14 cuentas bancarias diferentes para recibir transferencias bancarias internacionales de China durante 2013 y 2014.

Fiscales federales también revelaron acusaciones contra 16 personas que se cree que huyeron y que ahora se consideran fugitivas. Todos están vinculados a supuestas empresas de turismo de nacimiento del sur de California que atendían a clientes chinos predominantemente adinerados.

Entre los 16 acusados que huyeron, uno dijo a agentes federales que su inversión en turismo de nacimientos era un “cambio tonto”, porque tenía más de 10 millones en sus cuentas bancarias en China, según el Departamento de Justicia.

 

CNN Expansion

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones

Artículos relacionados

Close