Noticias Turísticas

¿Qué pasa si una persona muere durante un vuelo?

 

Aunque es una situación poco probable, es claramente posible. A miles de metros de altura, sin opción de aterrizaje, llega el momento de tomar decisiones, así es como Diario veloz nos educa acerca de este tema que esperamos nunca experimentar en carne propia

avión

Durante un vuelo de la British Airways de Delhi a Heathrow de 2007 un pasajero llamó a la azafata para quejarse por el extraño comportamiento de su vecino de butaca. El hombre no se movía, no hablaba. “Lo siento, está muerto”, le contestó la azafata al pasajero de las quejas, en el tono más cortes del que fue capaz.

Ese no fue el único caso registrado de muertes durante vuelos, de hecho existen muchos que no son informados para no crear conmoción en los futuros pasajeros. Aunque es una situación poco probable, es perfectamente posible. La pregunta al respecto es: ¿qué se hace con el cuerpo en cuestión en caso de no poder aterrizar?

La primera actitud que toma la tripulación si algún pasajero se descompensa o enferma durante un vuelo es preguntar si hay algún médico o profesional de la salud a bordo, a quien se le solicita ayuda en caso que haya algo por hacer.

Si el médico en cuestión atiende al paciente y constata que realmente hay riesgo de vida, la tripulación y específicamente el capitán tiene la obligación de desviarse de su ruta para tratar de aterrizar y brindarle asistencia médica en tierra.

En caso que el avión no pueda desviarse o no tenga chances de llegar a ningún aeropuerto manteniendo al pasajero con vida, se continúa hasta destino. Ahora bien,ninguna persona puede morir legalmente en un vuelo, dado que no hay personal autorizado para decretar el deceso. Lógicamente, el paciente muere biológicamente, pero no hay registro de ello hasta que el avión no vuelve a aterrizar.

La siguiente incógnita, en ese caso, es determinar dónde poner el cuerpo hasta llegar a destino, ya que la mayoría de los aviones no cuentan con ningún espacio cómodo para poner el cadáver de una persona adulta.

Las normas aeronáuticas determinan que es ilegal ponerlo en un baño, por lo que una opción viable suele ser utilizar el espacio libre que queda entre los servicios. Algunas aerolíneas, sin embargo, implementaron el “compartimiento cadáver” para solucionar la situación de manera más prolija, pero el espacio no contó con el éxito esperado y fue eliminado de las aeronaves.

Una tercera opción es dejar el cadáver “sentado” en el mismo asiento y taparlo con una manta o con una bolsa mortuoria.

En cualquier caso, la tripulación debe ser muy cuidadosa de no informar la situación a los demás pasajeros, para evitar el caos y/o pánico en el avión, que podría derivar en complicaciones de seguridad.

Las probabilidades de que una persona muera durante un vuelo, sin embargo, son mínimas. De los miles de millones de personas que vuelan por año en todo el mundo, sólo se registra un promedio de 20 mil llamados por emergencias médicas por año.De esos llamados, a su vez, sólo 93 terminaron en la muerte del paciente en el año 2010.

 

 

vía: diarioveloz.com

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones

Artículos relacionados

Close