Home - Noticias Turísticas - Las 15 clases de turistas más insoportables en todo el mundo

Las 15 clases de turistas más insoportables en todo el mundo

¿Alguna vez has llegado a un resort y encontrado el jacuzzi acaparado por una familia de seis? ¿Has tenido que soportar un largo vuelo con compañeros de asiento que no se quedan callados ni un solo segundo?¿O ves que otros turistas le hacen el feo a la comida local y siempre comen una hamburguesa de cadena internacional? Lea también ‘Diez cosas que debe evitar para no ser un turista detestable’. ¿Has visto a turistas reclamando y quejándose por todo, para obtener beneficios gratis?

turistas

Felicidades: has conocido a uno de los tipos de vacacionistas más insoportables que existen. A continuación, una pequeña lista de los viajeros más molestos del mundo, de acuerdo con el portal de tendencias Thrillist.

1. El que se queja de todo para que le den cosas gratis

Dicen que el cliente siempre tiene la razón, pero algunos ambiciosos llevan esto demasiado lejos. Puedes encontrarlos en el aeropuerto, pidiendo compensación porque su vuelo está “retrasado” o en el hotel reclamando porque los “vecinos ruidosos” no lo dejaron dormir. Usan cada truco del manual (léase: mentiras) con el fin de obtener ventaja.

2. Acaparadores de la piscina y el jacuzzi

PISCINA

El turista que ocupa demasiado espacio en el jacuzzi y permanece por horas.

Estos notables huéspedes pasan horas y horas en la alberca o en el jacuzzi del hotel, bebiendo, pasándola bien y actuando como si fueran los únicos en el lugar. El letrero dice que no debes permanecer en el jacuzzi por más de 20 minutos: ¡largo!

3. El exhibicionista

Claro, no está mal mostrar un poco de piel, pero los que andan por ahí mostrando su piel como salvajes son otra cosa. Nadie quiere sentarse junto a tu torso sudado porque pensaste que andar así era lo más adecuado.

4. El mochilero que va a “encontrarse a sí mismo”

Al viajar a lugares como el sureste de Asia y escuchar la expresión “encontrarse a sí mismo”, normalmente pensamos en gente superintensa. Si has adoptado un nombre budista, lees blogs de búsqueda espiritual o tienes un tatuaje con letras chinas, nos referimos a ti.

5. El ‘instagramero’

Nos muestran la suite presidencial del lujoso hotel donde se están hospedando, tan solo unos días después de haber subido un millón de fotos del exótico bungalow de Tahití donde también estuvieron. Qué suerte que tienes la oportunidad de seguir sus aventuras desde tu cubículo.

6. El ‘facebookero’

Es casi lo mismo que el presumido de Instagram, con la diferencia de que hace ‘check-in’ en absolutamente cualquier lugar. Aeropuertos, restaurantes, playas, baños públicos, calles al azar, básicamente cualquier lugar donde tenga señal y batería en su celular.

7. El que nunca viaja

IMAGEN2

El turista que se excede en equipaje y se queja con la aerolinea porque no puede abordar el avión.

Nos referimos al ‘Viajero no frecuente’ o despistado que ama provocar amontonamientos mientras pide asistencia justo antes de abordar en el aeropuerto. También ignora los letreros que le piden quitarse su hebilla de metal y mira desconcertado mientras el escáner pasa sus cinco gigantescas maletas con ruedas. (Lea tambien: las trece cosas que no debe hacer en un aeropuerto)

8. Pasajeros problema

Un vuelo lleno es como una caja de chocolates: nunca sabes junto a qué pasajero te sentarás. El de la tos interminable, el platicador y el que adora reclinar su asiento, o el que clava las rodillas en el asiento de adelante. La lista sigue y sigue. Lea también: Las cosas que no debe hacer nunca en un avión.

9. El que le hace el feo a la comida

IMAGEN-3

En cambio de conocer la gastronomía del lugar, este tipo de turista prefiere consumir hamburguesas o cualquier clase de comida rápida.

Comer los platillos típicos y probar cosas nuevas hacen del viaje una experiencia enriquecedora. Pero no es así para algunos turistas, quienes no pierden oportunidad de pasar a un Burger King cuando se encuentran a 10 minutos de la Torre Eiffel. Ya sea que no tienen sentido de la aventura, sufran de alergias o extrañen su casa, hacen quedar mal a todos los turistas.

10. El que nunca da propina

Es de muy mal gusto llegar a un país donde se acostumbra dar propina y no cumplir con el protocolo, haciendo como si no supieran. Es nuestra responsabilidad recordárselos.

11. El que regatea todo

En algunos países, regatear es un ritual común y todos lo hacen. Pero regatear con furia por absolutamente todo es llevar las cosas al extremo.

12. El aburrido

Aquí entra la importancia de elegir sabiamente con quien se viaja. Este vacacionista nunca quiere ver nada, ni hacer nada, ni conocer nada. Descansar en el hotel es su idea de un día perfecto. Y cuando al fin lo arrastras hasta un nuevo restaurante actúa con indiferencia hacia todo, lo que únicamente aumenta tus ganas de golpearlo.

13. El viajero novato que de repente lo sabe todo

El novato que cree sabérselas todas y ha hecho una exhaustiva investigación del destino antes de viajar. Con audacia te contará todo sobre el lugar que visitas y lo que debes esperar de cada punto del itinerario. El problema: más seguido de lo que parece, sus datos son totalmente erróneos. Lea también: Las conductas que más odian las azafatas.

14. Adultos egoístas

Siempre que viajes, encontrarás niños jugueteando con su silla en el restaurante, a las diez de la noche en martes. O gritando durante un concierto por la noche. Sabemos que deberían estar durmiendo, pero aparentemente sus padres no. Prefieren arrastrar a sus niños con ellos a donde vayan.

15. La parejita amigable

¿Se puede ser incómodamente amigable? En viajes, sí. La parejita amigable estará ahí para invadir tu espacio personal, sospechosamente interesados en la historia de tu vida y esperando que escuches la de ellos. Los cruceros y el bar del hotel son su hábitat natural.

Con información de: Viajar Colombia

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones