Home - Noticias Turísticas - El Ávila en la mirada de todos: diferentes perspectivas del monumento natural

El Ávila en la mirada de todos: diferentes perspectivas del monumento natural

En pinturas, grabados y fotografías se hace un repaso de cómo la famosa montaña caraqueña ha sido interpretada por diversos artistas

 ávila-en-la-mirada-de-todos

Son cuatro siglos de artistas los que reúne El Ávila en la mirada de todos de María Elena Ramos, un libro en el que confluyen obras de 143 personas que han tenido como objeto de su oficio esa montaña que se presenta como principal horizonte de la ciudad.

“Han sido tantos los que se acercaron a ese pedazo de naturaleza caraqueña, tantos nacionales como extranjeros. Son distintas maneras de aproximarse a la montaña, desde la visión de la seducción naturalista, el que la mira internamente de forma más científica, hasta el que hace interpretaciones distintas, abstractas”, señala la investigadora que fue directora del Museo de Bellas Artes

En el libro fueron convocados a dar su mirada de la montaña figuras como Marco Negrón, quien lo hace como urbanista y presenta el Ávila como geosímbolo cultural; Pedro Cunill Grau, que expone su perspectiva como geógrafo; y Ricardo Gondelles, que la ofrece como ferviente visitante, conocedor de sus caminos.

Además, José Balza se encarga en el prólogo de rescatar aquellos textos, algunos de ellos centenarios, en los que se exalta la presencia de la montaña.

“En el siglo XIX, cuando el impresionismo crecía en Europa, en Venezuela todavía se representaban batallas, figuras de gestas, retratos históricos. No era el paisaje protagonista. Son los artistas europeos que visitaban el país los que empiezan a traer en aquella época la modernidad por la vía de la visión de la naturaleza”, indica la autora del libro que será presentado hoy en la librería El Buscón, a las 6:00 pm.

Ramos recuerda que entonces los artistas venezolanos no le daban mucha importancia a esa parte de la ciudad, como si vivieran sumergidos en un paisaje maravilloso que veían como algo cotidiano. “Sin embargo, cuando el arte venezolano se engancha con el paisaje, no lo suelta más. Se queda como uno de los temas principales, al igual que la abstracción que llegó muchísimo después, en el siglo XX”.

Para expresar esa variedad de interpretaciones, en El Ávila en la mirada de todos hay pinturas de Arturo Michelena, Federico Lessmann, Alfredo Boulton, Pascual Navarro, Manuel Cabré, Alejandro Otero, Armando Reverón, Carlos Puche y Adrián Pujol, así como fotografías de Román Rangel, Luis Felipe Toro y Yuri Liscano.

Ellos ven la montaña desde diferentes puntos de la ciudad, de frente, en un reflejo, a través de una ventana, una rendija, una ilusión. Son diversas las tonalidades, dependiendo del momento del día, la luz del sol o incluso el fuego, que varias veces ha acabado con parte de la vegetación. Es como un registro del Ávila en todos sus estados.

 Son cuatro siglos de artistas los que reúne El Ávila en la mirada de todos de María Elena Ramos, un libro en el que confluyen obras de 143 personas que han tenido como objeto de su oficio esa montaña que se presenta como principal horizonte de la ciudad.

“Han sido tantos los que se acercaron a ese pedazo de naturaleza caraqueña, tantos nacionales como extranjeros. Son distintas maneras de aproximarse a la montaña, desde la visión de la seducción naturalista, el que la mira internamente de forma más científica, hasta el que hace interpretaciones distintas, abstractas”, señala la investigadora que fue directora del Museo de Bellas Artes

En el libro fueron convocados a dar su mirada de la montaña figuras como Marco Negrón, quien lo hace como urbanista y presenta el Ávila como geosímbolo cultural; Pedro Cunill Grau, que expone su perspectiva como geógrafo; y Ricardo Gondelles, que la ofrece como ferviente visitante, conocedor de sus caminos.

Además, José Balza se encarga en el prólogo de rescatar aquellos textos, algunos de ellos centenarios, en los que se exalta la presencia de la montaña.

“En el siglo XIX, cuando el impresionismo crecía en Europa, en Venezuela todavía se representaban batallas, figuras de gestas, retratos históricos. No era el paisaje protagonista. Son los artistas europeos que visitaban el país los que empiezan a traer en aquella época la modernidad por la vía de la visión de la naturaleza”, indica la autora del libro que será presentado hoy en la librería El Buscón, a las 6:00 pm.

Ramos recuerda que entonces los artistas venezolanos no le daban mucha importancia a esa parte de la ciudad, como si vivieran sumergidos en un paisaje maravilloso que veían como algo cotidiano. “Sin embargo, cuando el arte venezolano se engancha con el paisaje, no lo suelta más. Se queda como uno de los temas principales, al igual que la abstracción que llegó muchísimo después, en el siglo XX”.

Para expresar esa variedad de interpretaciones, en El Ávila en la mirada de todos hay pinturas de Arturo Michelena, Federico Lessmann, Alfredo Boulton, Pascual Navarro, Manuel Cabré, Alejandro Otero, Armando Reverón, Carlos Puche y Adrián Pujol, así como fotografías de Román Rangel, Luis Felipe Toro y Yuri Liscano.

Ellos ven la montaña desde diferentes puntos de la ciudad, de frente, en un reflejo, a través de una ventana, una rendija, una ilusión. Son diversas las tonalidades, dependiendo del momento del día, la luz del sol o incluso el fuego, que varias veces ha acabado con parte de la vegetación. Es como un registro del Ávila en todos sus estados.

Con información de: El Nacional

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones

x

Check Also

Multan a aerolíneas American, Delta y Frontier

Tres aerolíneas estadounidenses aceptaron pagar cada una multas por cientos de miles ...