Inicio - Noticias Turísticas - BBC: isla Margarita, el paraíso turístico de Venezuela en crisis

BBC: isla Margarita, el paraíso turístico de Venezuela en crisis

BBC Mundo realizó un reportaje acerca de la precaria situación a la que se ve sometida la isla de Margarita desde la perspectiva de un extranjero

margarita

Son las seis de la tarde de un fin de semana largo en la zona comercial de la Isla de Margarita, el epicentro turístico de Venezuela, y si hay algún caminante por ahí, me dicen, ha de ser sospechoso.

Las tiendas cerradas, los semáforos apagados, los casinos desocupados.

“¿Será porque es domingo?”, les pregunto una y otra vez al taxista, al vigilante, al vendedor ambulante de café.

“No”, reiteran uno a uno. “Es la crisis, la inseguridad, el racionamiento de luz y agua”, coinciden.

“¿Tú sabes lo que solía ser esto en este fin de semana?”, me preguntan retóricamente, en referencia al 19 de abril, la fiesta nacional de independencia en Venezuela, que siempre es feriado.

Las estadísticas parecen corroborar lo que dicen: la ocupación hotelera en esos días fue del 30%, la misma cifra que ha promediado este año, según la Cámara Hotelera de Margarita. Antes, no hace más de tres o cuatro años, la media de camas reservadas era del 80%.

Pero mientras recorro estas calles despobladas, hay un lugar de la isla que está repleto, lleno de sonidos, colores y sabores: los restaurantes.

Margarita –una isla en el Caribe con 600.000 habitantes– parece decaer con la tragedia económica y de seguridad que enfrenta Venezuela, pero hay un sector de sus habitantes que le quiere decir al resto del país que la solución está ahí, a la vuelta de la esquina.

Crisis vs. crisis, pero “hay que trabajar”

El debate entre los pregoneros de la debacle y quienes defienden un futuro promisorio en Margarita fue objeto de una dura polémica en Semana Santa.

Las fotos de los baldes de agua en las duchas, de las interminables filas y las playas vacías se propagaron por las redes sociales como prueba de que Margarita dejó de ser esa tierra pujante que algún día fue.

En son de respuesta, Sumito Estévez, un chef de la Isla que se hizo famoso en televisión, escribió un punzante ensayo argumentando que la promoción sin matices de la crisis margariteña fue “cruel y hasta suicida”. Estévez se convirtió en la tendencia del momento: lo tacharon de chavista, de asalariado del gobierno, de defensor de sus restaurantes exclusivos.

El agua, siempre el agua

La crisis general en Margarita no es muy diferente a la que se ve en el resto de Venezuela: hay filas para comprar productos, la inflación está disparada y hay racionamiento de luz.

El problema del agua en la Isla sí es más grave –y más viejo– que en todo el país, porque la fuente es un tubo que viene desde el continente.

Aunque el gobierno atribuye la escasez de agua a la sequía, muchos margariteños dicen que el problema son las fisuras del tubo, que generan enormes fuentes de agua, chorros de metros de altos en la mitad del mar, por los escapes de miles de litros por segundo.

En internet se encuentran decenas de videos grabados debajo del mar en los que parecen verse los escapes.

Con eso, hay margariteños que deben tener en su casa hasta tres tanques para guardar el agua que llega cada dos o tres semanas.

Por toda la isla se ven camiones cisterna que se abastecen de los pozos profundos –controlados por las Guardia Nacional– y, a cambio de US$100, surten de agua potable a los hoteles dispuestos a pagar esa pequeña fortuna.

 

 

vía: BBC Mundo

Déjanos tu opinión ▼

Opiniones