Home - Secciones - Nuestras Raíces - La tradición de los Diablos Danzantes de Yare

La tradición de los Diablos Danzantes de Yare

Cada Jueves de Corpus Christi (noveno jueves después del Jueves Santo), la población de San Francisco de Yare en el Estado Miranda se viste de fiesta para celebrar el Corpus Christi.

Diablos Danzantes de Yare-VenezuelaA las doce del mediodía del miércoles antes del jueves de Corpus Christi, el repique de campanas de la iglesia de San Francisco de Yare, en el estado Miranda, anuncia que las festividades religiosas se inician.

Las Festividades de los Diablos Danzantes de Yare se remontan al siglo XVIII, cuando según relatan los residentes de San Francisco de Yare, la sequía ponía en riesgo los cultivos de las haciendas que era el sustento de los habitantes de la zona.

Fue entonces cuando los hacendados, esclavos y el cura del pueblo, le ofrecieron al Santísimo Sacramento que si llovía, ellos se vestirían de diablos y se rendirían ante el Cuerpo de Cristo en señal de sumisión.

La lluvia no ceso por varias horas permitiendo que las siembras se salvaran, ante el favor concedido desde entonces y hasta la fecha, la Sociedad del Santísimo rinde honor al cuerpo de Cristo, convirtiéndola en la hermandad religiosa más antigua de América Latina.

Diablo 01

Los promeseros

Los promeseros como suele llamarse a quienes se visten de diablo, confeccionan sus máscaras. Dependiendo del número de cuernos que lleve la misma se distingue el rango jerárquico que ocupa dentro de la hermandad.

Sólo los hombres pueden ser diablos, visten de alpargatas, pantalones y camisas completamente rojas.

Llevan una cruz de palma bendita, el rosario y la medalla del Santísimo, que por ser difícil de conseguir se sustituye por otra medalla de una imagen religiosa cristiana. Llevan en una mano una maraca en forma de diablo y en la otra un látigo.

La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.

Los Diablos esperan a las afueras del templo a que el párroco abra las puertas de la iglesia y les otorgue el permiso para danzar en honor al Santísimo.

En la entrada del templo Los Diablos danzan al son del repique de la caja, un tambor típico. Bailan por las calles del pueblo para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice.

Diablo 03

Jerarquía

La jerarquía es definida entonces por las máscaras: el primer capataz usa cuatro cachos; segundos y terceros capataces tres cachos; los arreadores también tres, pero más delgado el del medio; los asistentes de arreadores tienen el tercer cacho más pequeño. Las mujeres visten de faldas rojas y camisas blancas, no llevan máscaras.

Existe la Diabla Mayor, que es la primera capataz, luego las asistentes y arreadoras, que se encargan de recoger a los rezagados.

La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.

Diablo 04

Diablo 05

diablo 06

Texto: Mailin Ávila @mailinavila

Fotos: Juan Carlos Hernández @jhersoria

Déjanos tu opinión

Opiniones