Home - Secciones - EcoTierra - Reserva Biológica de Montecano

Reserva Biológica de Montecano

La reserva biológica de Montecano es uno de los escenarios más hermosos y únicos con los que cuenta el estado Falcón, en la península de Paraguaná. Dos kilómetros de recorrido divididos en 9 estaciones le ofrecen al visitante la oportunidad de disfrutar de aire puro, paisajes inigualables y una diversidad de flora y fauna digna de ser fotografiada.

Montecano

La Reserva Biológica de Montecano, está ubicada entre las poblaciones de San José de Cocoite y el Pizarral, en el municipio Falcón. Su extensión es de 1.800 hectáreas y cuenta con 10 microcuencas que mantienen un pequeño caudal vital para ese ecosistema.

Vestirse con ropa cómoda y un calzado de montaña sin olvidar el repelente de mosquito, es lo primordial para iniciar el paseo La ruta está bien indicada, cada una de las estaciones posee un cartel donde se describe lo que el visitante podrá observar.

La humedad reina en el lugar por lo cual es importante que lleves agua potable para hidratarte.

Iniciamos el paseo

En la primera estación el turista se encontrará con la naturaleza, es así como ha sido bautizado este primer punto del paseo. Allí se tiene una de las mejores vistas de la reserva de Montecano.

La brisa y el silencio que reina en el lugar te encantaran La segunda estación es una galería de la flora y fauna que habita en el lugar, allí pudimos observar guacaras, reptiles y aves que te acompañaran durante todo el recorrido. Lo más importante es que no saques las especies de su hábitat.

Montecano 1

Seguimos el recorrido y llegamos a la tercera estación la cual está dedicada a la sanación, en ella se encuentran las plantas medicinales, por ello este punto se denomina “árboles salvavidas”.

Al llegar a la cuarta estación una enorme Laguna lo recibirá, la cual sirve de fuente hídrica a todos los animales que habitan en este ecosistema.

La quinta parada se convierte en el escenario perfecto para los amantes de la fotografía ya que enormes árboles dejan caer como una especie de barba de color plateado que es una verdadera belleza, por eso lleva el nombre Las Barbas del Bosque.

En este punto es fácil que tu mente se active y tu imaginación vuele sin límites gracias al hermoso escenario.

Ya activados y retomando el rumbo, Pasamos a la sexta parada, el Cruce de Los Vientos; y la séptima, el Camino a la Suerte en donde abunda el cariaquito morado. Si quiere descansar está la Plaza Montecanoensis, la octava parada, donde recobrará fuerzas para seguir el paseo.

Ya en la novena y última estación deberá adivinar quienes son los Guardianes de la reserva Biológica, si no logra darse cuenta por sí solo, allí se le indica que las enormes tunas se presentan como Los Guardianes del Bosque ubicados estratégicamente.

Recomendaciones para el Visitante:
• Lleve ropa cómoda y calzado de montaña.
• Agua potable para hidratarse.
• Repelente de insectos.
• Está prohibido pernoctar en la zona.
• Evite dejar desperdicios.

Texto: Mailín Ávila / @MailinAvila
Fotos: Tierra de Gracia

Déjanos tu opinión

Opiniones