Home - Secciones - 100% Adrenalina - Río Neverí: Cuna del Rafting en Anzoátegui

Río Neverí: Cuna del Rafting en Anzoátegui

Quienes habitan o visitan la zona norte del estado Anzoátegui y logran apreciar las riberas del río Neverí, nunca se imaginan que este afluente sea uno de los escenarios ideales para la práctica de Rafting.

Rafting Neverí

Un deporte acuático de riesgo controlado, cuyos niveles de complejidad varían del uno al cinco, siendo los tres primeros los más suaves. Está conformado por una balsa, con capacidad para 5 u 8 tripulantes, cada uno de ellos debe portar casco, chaleco salvavidas y una pala o remo.

El río Neverí, fluye del embalse Turimiquire ubicado en la población de santa fe en el estado Sucre y desemboca al Mar Caribe en las costas de Maurica en Barcelona y es el principal surtidor del vital líquido en la conurbación del estado Anzoátegui. Este río cuenta con rápidos ideales para experimentar la emoción de surcarlos sobre una balsa, kayak, tripa o tabla.

Donde se practica

Los estados Anzoátegui y Sucre comparten este afluente y sus zonas de esparcimiento, entrando por la población de santa fe, desde el puente la Ceiba hasta Bella Grande en el estado Sucre, se practica un rafting familiar nivel uno, ideal para el público de todas las edades, esta zona comprende el 80% de la frontera sur del parque nacional Mochima.

Si nos trasladamos al estado Anzoátegui, entrando por la población de el Rincón a escasos 45 minutos de la ciudad de Puerto La Cruz, se encuentra el sector curaguaro y allí una de las rutas más utilizadas para la práctica del descenso en río, la cual comprende 13 kilómetros de recorrido fluvial desde la llamada “toma hasta la planta de bombeo Curaguaro,” la corriente en esta área del Neverí es suave.

Rafting Neverí 02

El caudal del río varía dependiendo de los meses del año y por ende los niveles de complejidad de este deporte acuático. Durante la temporada de verano (Noviembre – Abril) se puede practicar un rafting nivel II o III, debido a que el río se encuentra bajo y con una corriente moderada, mientras que durante la temporada de invierno (Mayo-Octubre) la fuerza del agua aumenta así como su altura, por tanto el rafting alcanza hasta un nivel V.

La trilogía para un buen Rafting

El guía va en la popa de la balsa y es quien indica al resto del equipo por donde debe palear para evitar que el bote quede atascado en las piedras o se voltee y puedan navegar a través de los rápidos. Este deporte proporciona a los participantes, destreza, capacidad de trabajar en equipo y sincronización, elementos claves para un buen desempeño al momento de surcar los ríos sobre una embarcación pequeña.

Rafting Neverí 03

Antes de ingresar al río los participantes reciben una charla de inducción, allí se les informa hacia donde deben remar, como acatar los lineamientos del guía y que hacer cuando un compañero cae al agua. En este último caso debe sujetarlo por la parte superior del chaleco salvavidas y con fuerza arrastrarlo al interior del bote. Por su parte la persona afectada no deberá nadar en contra de los rápidos, al contrario es importante bracear a favor de la corriente.

Más Diversión …

Durante el recorrido los tripulantes experimentan uno de los momentos de mayor adrenalina, lanzarse clavados a través de una cascada de 14 metros de altura la cual ha sido bautizada con el nombre del “Salto Canaimita”. Las balsas también son arrojadas a través del salto. Las personas que no deseen lanzarse o cuyo vértigo se lo impida, pueden descender bordeando las rocas para montarse nuevamente en la embarcación.

Guías de Rafting

En la región oriental del país existen dos empresas certificadas nacional e internacionalmente como guías de Rafting, Mochima Rafting y el Campamento ecoturístico Leche y Miel. Esta certificación garantiza a los turistas la seriedad y el nivel de conocimientos de los instructores.

Rafting Neverí 04

En el caso de Mochima Rafting, su dueño Rodolfo Plaza tiene mas de 15 años practicando este deporte en niveles extremos y su sede se encuentra en la población de Mochima estado Sucre, mientras que Gonzalo Álvarez, propietario del Campamento ecoturístico Leche y Miel, tiene igual numero de tiempo en la práctica de este deporte acuático y su sede se encuentra en la población el rincón a escasos 50 metros de la estación de bombeo curaguaro en el estado Anzoátegui. Ambas empresas realizan sus prácticas en el río Neverí y cuentan con el equipo necesario para que el turista experimente momentos inolvidables sin poner en riesgo su seguridad.

Texto: Mailin Avila
Fotos: Luís Ríos

Déjanos tu opinión

Opiniones