Home - Noticias Turísticas - Todo lo que debes saber si viajas en avión estando embarazada

Todo lo que debes saber si viajas en avión estando embarazada

No deje de leer estas líneas si piensa viajar estando embarazada y tenga en cuenta las siguientes sugerencias.

Viaje Embarazo

Como es normal en estas circunstancias, la mujer está más sensible, se cansa con mayor facilidad, tiene más sueño, está más molesta, puede que vaya al baño con más frecuencia, que sufra de hinchazón en las piernas o le moleste la espalda, al fin y al cabo está embarazada no ?

Tenga presente todo ello al planear su viaje y en la elección del alojamiento y el transporte, es importante que esté cómoda y evite la fatiga.

Si viaja en avión, infórmese sobre la política de la aerolínea con la cual piensa viajar, ya que la misma varía entre una y otra compañía. Dado que estas pautas no están reguladas y son a criterio de cada compañía, la responsabilidad principal es de una misma.

Siempre es conveniente informar sobre cual es su situación y tomar más precauciones que de costumbre. No debe volar ante el menor indicio de que el parto se ha adelantado y/o es inminente.

Generalmente no hay restricciones para pasajeras embarazadas hasta las 28 semanas de gestación, aunque algunas líneas extienden este plazo hasta las 32 semanas. Cuando el embarazo supera ese límite, probablemente se le exija un permiso escrito del médico que la atiende.

Consejos para el viaje

El embarazo no es una enfermedad, de modo que tenga cuidado (tal vez no pueda participar de algunas prácticas deportivas), pero todavía puede desarrollar muchas actividades.

Consulte por adelantado con el médico para saber si necesita alguna vacuna para viajar a determinado país, algunas están contraindicadas para las embarazadas.

Tome nota de todos los números de teléfonos, celulares y radiomensajes de sus familiares y/o amigos en el lugar de destino y origen que considere que puedan ser necesarios en caso de urgencia. Incluya los de su médico.

Verifique la vigencia del servicio de asistencia al viajero.

Use siempre el cinturón de seguridad cualquiera sea el medio de transporte que utilice. Coloque la correa entre los senos y ajuste por debajo de la “panza”. No es conveniente conducir, utilice taxis.

Si va en avión, informe de su estado en el check in y solicite un asiento cerca de las puertas de salida, donde no haya una fila al frente para que pueda estirar las piernas, además de entrar y salir fácilmente. Pida una almohada extra, su espalda le estará agradecida.

Evite las bebidas alcohólicas. Tome abundante agua y reponga energías, frutas y vegetales son ideales para ello. Lleve algo dulce por si sobrevienen las nauseas.

Utilice ropa cómoda y que la haga sentirse de buen ánimo. Tenga presente que durante el vuelo sentirá alternativamente frío y calor, vístase “en capas”, con prendas que se puedan quitar o añadir según la temperatura ambiente.

TDG

Déjanos tu opinión

Opiniones