Home - Noticias Turísticas - Museo Marino: un espectáculo visual

Museo Marino: un espectáculo visual

Una variedad de animales que pueblan mares y océanos despierta la curiosidad a los niños… y sorprende también a muchos adultos.

museo alternativo

Enclavado cerca de otro de los grandes atractivos turísticos de la isla de Margarita, la Laguna de la Restinga -o de la Arestinga, como dicen viejos nativos de la entidad insular- está el Museo Marino, un mundo de atracciones que nos muestra qué pequeños somos y con qué infinidad de seres vivos compartimos nuestro planeta.

El esqueleto de una gran ballena sardinera de más de 14 metros de largo da la bienvenida. Los niños, asiduos visitantes, se sorprenden al ver este animal que seguramente hasta ahora habían visto en las películas de Disney o en las comiquitas. De allí su carita de sorpresa. Para los adultos también es una magnífica y didáctica experiencia.

Apenas se entra, a mano derecha hay unos acuarios al aire libre que contienen tiburones gatos y tortugas marinas que se pueden observar desde muy cerca. A la izquierda hay una construcción de dos pisos donde se ubican la tienda del museo y varias salas de exhibición; hay una réplica de un velero y un patio donde se pueden ver otras embarcaciones.

Luego, durante el recorrido por las diferentes salas, la cuestión se pone más seria: una inmensa variedad de animales que pueblan mares y océanos despierta la curiosidad … y la sorpresa también a muchos adultos.

En las salas del museo hay varias exhibiciones muy interesantes. Desde una sala audiovisual donde proyectan documentales relacionados con el mar, hasta salas en donde explican la actividad pesquera, otras donde muestran especies marinas disecadas, y una exhibición con una interesante maqueta sobre la isla de Cubagua y la primera ciudad de Venezuela, Nueva Cádiz de Cubagua, la cual fue destruida por la acción del mar y de los piratas.

En una sala oscura y climatizada, unos acuarios iluminados tienen unos peces espectaculares de distintos colores. También hay acuarios con corales. Peces multicolores, ¡¡en vivo!!. También tortugas y mamíferos marinos disecados, de diversos tamaños, invertebrados marinos, moluscos, crustáceos. Luego los temibles tiburones, rayas, chuchos (sí, con el que se hace un delicioso pastel) se muestran a los ojos del visitante.

Cuando se va al piso superior hay dos murales inmensos, uno muestra las especies que se pueden encontrar a diferentes profundidades, y el otro los equipos utilizados para la exploración en las profundidades del mar.

Antes de culminar el recorrido podrá ver el Acuario Virtual, donde se explica el origen de los océanos y el Acuario con especies vivas como tiburones bebés, anémonas, estrellas de mar, entre otras para que experimente un contacto más cercano de estos increíbles animales. Puede tocarlos y sentirlos!!! Una experiencia inolvidable para los niños…

Cómo nace el Museo Marino

El “hacedor” de esta enriquecedora experiencia es el doctor Fernando Cervigón, un apasionado biólogo marino e ictiólogo quien lo concibió en el año 1960.

Su idea recibió el apoyo de distintas instituciones públicas y privadas. En 1989 el Fondo para el Desarrollo del Estado Nueva Esparta (Fondene) aprobó un primer aporte económico y en 1990 Lagoven, filial de Petróleo de Venezuela, decidió respaldar también la idea. Posteriormente realizaron aportes varias instituciones como Corpoturismo, el Conac, Eleoriente, Petróleos de Venezuela, Movistar, La Fundación Empresas Polar, Conferry, entre otras.

El Museo Marino abrió sus puertas el 19 noviembre de 1984. Cervigón es su fundador y se mantiene como presidente de la Fundación Museo del Mar.

A lo largo de los años el museo se ha consolidado como una de las opciones turísticas obligadas de la isla de Margarita y ha contribuido a la formación de nuestros niños a través de las numerosas visitas que estos han realizado así como con el Programa El Museo Marino en la Escuela.

El programa es liderado por la Fundación Museo del Mar, y está dirigido a las instituciones de Educación Inicial, Primaria y Secundaria del estado Nueva Esparta. Durante visitas guiadas, un personal altamente calificado, impartiendo charlas relacionadas con la vida marina, sus recursos, la explotación racional y su conservación.

eL Museo cuenta con un edificio sede ubicado en Boca del Río, y ocupa cerca de 1000 metros cuadrados de exhibiciones. Estas son las salas de exhibición: El mar venezolano; los corales; los invertebrados marinos: moluscos y crustáceos; los peces: tiburones, rayas, chuchos y especies similares; las tortugas marinas; los mamíferos marinos; pesca y acuicultura; embarcaciones y carpintería de ribera; pesca de concha perla con buzos de escafandra; Cubagua; navío San Pedro Alcántara; acuarios y estanques; y, la ballena.

¿Cómo llegar?

El Museo Marino está ubicado frente al mar en la población de Boca de Río, capital del municipio península de Macanao, que ocupa la parte oeste de la isla de Margarita. Esta distante en carro casi a una hora de la ciudad de Porlamar, se toma la avenida Juan Bautista Arismendi y luego se cruza hacia Boca de Río. Al pasar el puente que limita a los municipios Macanao y Tubores, puedes mirar la Laguna de La Restinga –un verdadero espectáculo que nos brinda la naturalezal- ya prácticamente estás llegando al museo.

El Museo Marino recibe a los visitantes todos los días de 9:00 a.m. hasta las 4:30 p.m. La tarifa de entrada es de: Bs 100 para adultos y 75 bolívares los niños de entre cuatro a doce años.

Millones de personas han visitado el Museo desde su creación.No se pierda usted de conocerlo y hacer este regalo a su familia en estas vacaciones…!!!

Enclavado cerca de otro de los grandes atractivos turísticos de la isla de Margarita, la Laguna de la Restinga -o de la Arestinga, como dicen viejos nativos de la entidad insular- está el Museo Marino, un mundo de atracciones que nos muestra qué pequeños somos y con qué infinidad de seres vivos compartimos nuestro planeta.

El esqueleto de una gran ballena sardinera de más de 14 metros de largo da la bienvenida. Los niños, asiduos visitantes, se sorprenden al ver este animal que seguramente hasta ahora habían visto en las películas de Disney o en las comiquitas. De allí su carita de sorpresa. Para los adultos también es una magnífica y didáctica experiencia.

Apenas se entra, a mano derecha hay unos acuarios al aire libre que contienen tiburones gatos y tortugas marinas que se pueden observar desde muy cerca. A la izquierda hay una construcción de dos pisos donde se ubican la tienda del museo y varias salas de exhibición; hay una réplica de un velero y un patio donde se pueden ver otras embarcaciones.

Luego, durante el recorrido por las diferentes salas, la cuestión se pone más seria: una inmensa variedad de animales que pueblan mares y océanos despierta la curiosidad … y la sorpresa también a muchos adultos.

En las salas del museo hay varias exhibiciones muy interesantes. Desde una sala audiovisual donde proyectan documentales relacionados con el mar, hasta salas en donde explican la actividad pesquera, otras donde muestran especies marinas disecadas, y una exhibición con una interesante maqueta sobre la isla de Cubagua y la primera ciudad de Venezuela, Nueva Cádiz de Cubagua, la cual fue destruida por la acción del mar y de los piratas.

En una sala oscura y climatizada, unos acuarios iluminados tienen unos peces espectaculares de distintos colores. También hay acuarios con corales. Peces multicolores, ¡¡en vivo!!. También tortugas y mamíferos marinos disecados, de diversos tamaños, invertebrados marinos, moluscos, crustáceos. Luego los temibles tiburones, rayas, chuchos (sí, con el que se hace un delicioso pastel) se muestran a los ojos del visitante.

Cuando se va al piso superior hay dos murales inmensos, uno muestra las especies que se pueden encontrar a diferentes profundidades, y el otro los equipos utilizados para la exploración en las profundidades del mar.

Antes de culminar el recorrido podrá ver el Acuario Virtual, donde se explica el origen de los océanos y el Acuario con especies vivas como tiburones bebés, anémonas, estrellas de mar, entre otras para que experimente un contacto más cercano de estos increíbles animales. Puede tocarlos y sentirlos!!! Una experiencia inolvidable para los niños…

Cómo nace el Museo Marino

El “hacedor” de esta enriquecedora experiencia es el doctor Fernando Cervigón, un apasionado biólogo marino e ictiólogo quien lo concibió en el año 1960.

Su idea recibió el apoyo de distintas instituciones públicas y privadas. En 1989 el Fondo para el Desarrollo del Estado Nueva Esparta (Fondene) aprobó un primer aporte económico y en 1990 Lagoven, filial de Petróleo de Venezuela, decidió respaldar también la idea. Posteriormente realizaron aportes varias instituciones como Corpoturismo, el Conac, Eleoriente, Petróleos de Venezuela, Movistar, La Fundación Empresas Polar, Conferry, entre otras.

El Museo Marino abrió sus puertas el 19 noviembre de 1984. Cervigón es su fundador y se mantiene como presidente de la Fundación Museo del Mar.

A lo largo de los años el museo se ha consolidado como una de las opciones turísticas obligadas de la isla de Margarita y ha contribuido a la formación de nuestros niños a través de las numerosas visitas que estos han realizado así como con el Programa El Museo Marino en la Escuela.

El programa es liderado por la Fundación Museo del Mar, y está dirigido a las instituciones de Educación Inicial, Primaria y Secundaria del estado Nueva Esparta. Durante visitas guiadas, un personal altamente calificado, impartiendo charlas relacionadas con la vida marina, sus recursos, la explotación racional y su conservación.

eL Museo cuenta con un edificio sede ubicado en Boca del Río, y ocupa cerca de 1000 metros cuadrados de exhibiciones. Estas son las salas de exhibición: El mar venezolano; los corales; los invertebrados marinos: moluscos y crustáceos; los peces: tiburones, rayas, chuchos y especies similares; las tortugas marinas; los mamíferos marinos; pesca y acuicultura; embarcaciones y carpintería de ribera; pesca de concha perla con buzos de escafandra; Cubagua; navío San Pedro Alcántara; acuarios y estanques; y, la ballena.

¿Cómo llegar?

El Museo Marino está ubicado frente al mar en la población de Boca de Río, capital del municipio península de Macanao, que ocupa la parte oeste de la isla de Margarita. Esta distante en carro casi a una hora de la ciudad de Porlamar, se toma la avenida Juan Bautista Arismendi y luego se cruza hacia Boca de Río. Al pasar el puente que limita a los municipios Macanao y Tubores, puedes mirar la Laguna de La Restinga –un verdadero espectáculo que nos brinda la naturalezal- ya prácticamente estás llegando al museo.

El Museo Marino recibe a los visitantes todos los días de 9:00 a.m. hasta las 4:30 p.m. La tarifa de entrada es de: Bs 100 para adultos y 75 bolívares los niños de entre cuatro a doce años.

Millones de personas han visitado el Museo desde su creación.No se pierda usted de conocerlo y hacer este regalo a su familia en estas vacaciones…!!!

Vía: El Sol de Margarita.

Déjanos tu opinión

Opiniones