Home - Noticias Turísticas - Misas de aguinaldo persisten pese a la inseguridad

Misas de aguinaldo persisten pese a la inseguridad

Desde hoy los templos católicos abren sus puertas más temprano de lo normal para celebrar las misas de aguinaldo. Se trata de una tradición que se mantiene en el tiempo y que representa un novenario previo a la conmemoración del nacimiento del Niño Dios

MISA-IGLESIA-SAN-MIGUEL-ARCANGEL-ACARIGUA

Hace unos cuantos años atrás desde las 4.00 de la mañana comenzaba a escucharse el tañer de campanas de las iglesias acompañadas por las detonaciones de fuegos artificiales, lo que alertaba a las personas de que se acercaba la hora de salir de madrugada en un peregrinar de alegría, con villancicos, gaitas y aguinaldos. A las 5.00 iniciaba la santa misa.

No obstante, las cosas han cambiado. La delincuencia ha propiciado que esa eucaristía ahora se celebre a las 6.00 de la mañana, y en algunos templos, hasta las 7.00, y que los sacerdotes pidan presencia policial para el resguardo de los feligreses.

A pesar de todo, la tradición se mantiene. Al concluir la eucaristía se reanuda la parranda navideña. En el recuerdo quedaron las famosas patinatas de niños y jóvenes que disfrutaban de ese mágico encuentro familiar.

Eduardo Ortigoza, vicario de educación de la Arquidiócesis de Maracaibo, es testigo de que las misas de aguinaldos sufrieron cambios producto de las transformaciones sociales del país, pero asegura que la tradición, con algunas variantes, aún se mantiene.

Asegura que se trata de una tradición que data de la colonia y que mantiene el canto y los gozos al Niño Jesús. “A pesar de todo, la gente se las ingenia para compartir. Después de cada eucaristía llevan desayunos, tortas, entre otras cosas que intercambian dentro de los templos”.

Ortigoza comenta que aunque la inseguridad arrebató las caminatas por las calles en la madrugada, considera que el sentido de la novena persiste con el cambio generacional. “Las nueve misas de aguinaldos que preceden a la natividad del Señor se celebran con la finalidad de prepararse para recibir a Jesús, es un llamado a la transformación del Espíritu y a escuchar la palabra de Dios”.

Aunque cada vez son menos las personas que se acercan a los templos durante estos días decembrinos y son escasos los repiques de campanas y el estallido de los fuegos artificiales, la tradición está arraigada en las iglesias venezolanas.

Seguridad garantizada

José Luis Alcalá, director de la Policía Municipal de Maracaibo, señaló que siempre apoyan las actividades eclesiásticas y en esta oportunidad no será la excepción. Comentó que un número importante de funcionarios estará desplegado en buena parte de los templos marabinos, haciendo énfasis en la Basílica de Chiquinquirá, la Consolación, Santa Ana, El Rosario, Santa Lucía, Corazón de Jesús, La Milagrosa, entre otras. Entre diversos cuerpos de seguridad de la región se repartirán las iglesias a partir de hoy dentro del Plan Navidades Seguras 2014.

Vía: Diario La Verdad

Déjanos tu opinión

Opiniones