Home - Noticias Turísticas - Los viajes de estadounidenses a Cuba podrían duplicarse tras nuevas normas

Los viajes de estadounidenses a Cuba podrían duplicarse tras nuevas normas

Las medidas facilitarán los viajes y que las empresas de telecomunicaciones y financieras puedan hacer negocios con Cuba

aeropuerto cuba

La flexibilización de las restricciones para que los estadounidenses viajen a Cuba duplicará el número de visitantes de EE.UU. y hará descender el “turismo barato”, según las previsiones de los expertos de Havana Consulting Group de Miami.

En unas declaraciones a Efe el economista Jorge Salazar Carrillo aseguró que el número de estadounidenses que viajan a la isla acogidos a las diferentes categorías del programa federal podría pasar de 70.000 u 80.000 visitantes al doble de esas cifras, según este experto, la relajación de los requisitos para el viaje generará, probablemente, un aumento de los precios hoteleros y como consecuencia, una disminución del “turismo barato que procede de América Latina y Europa”.

Salazar Carrillo, profesor titular de Economía de la Universidad Internacional de Florida (FIU), precisó también que al subir los precios en la isla por el incremento de visitantes estadounidenses, “caerán de inmediato las ofertas especiales de turismo barato” y los operadores de turismo también se verán en la necesidad de aumentar las tarifas, no obstante, se mostró convencido de que, “mientras no se permita un turismo abierto sin visado especial”, no se producirá un impacto directo sobre la economía cubana, obligada, dijo, a importar prácticamente el 80 % de los productos que consumen los turistas en Cuba.

Las medidas que entrarán en vigor este viernes han sido detalladas por el Departamento del Tesoro y Comercio de EE.UU. casi un mes después de que el presidente Barack Obama anunciará un cambio histórico para normalizar las relaciones diplomáticas y comerciales con la Cuba castrista.

Pero el profesor de Economía explica que, “con una producción agrícola, industrial y de servicios colapsada desde principios de la década de 1990”, estos pasos dados por EE.UU. no van a suponer un “impacto sustancial en la economía cubana”.

“El turismo todavía no va a ser de una apertura completa, total”, por lo que el sector de la economía cubana se beneficiará en escasa medida de los viajeros estadounidenses autorizados para visitar la isla, consideró, pero, sin duda, el condado de Miami-Dade, con una población cubano-estadounidense cercana al 46 % se convertirá en el “centro de toda la actividad” orientada hacia la isla caribeña, resaltó.

Vía: EL TIEMPO

Déjanos tu opinión

Opiniones