Home - Noticias Turísticas - La Habana reabre espacios para el viajero

La Habana reabre espacios para el viajero

El hotel “Capri”, con más de cincuenta años de historia y símbolo de la presencia de la mafia estadounidense en la isla, ha reabierto sus puertas tras una profunda remodelación. Además, el antiguo Muelle de la Madera y el Tabaco es ahora una gran cervecería.

La Habana3

Esos son dos de los nuevos espacios que ya están a disposición de los turistas que recibe la isla caribeña y que reporta una de las entradas de divisas más destacadas para el país.

El Hotel Capri, situado en una de las zonas más céntricas de la capital cubana, estuvo cerrada desde el año 2003 y a partir de 2010 fue sometida a una reparación general que preservó sus esencias y le ha aportado aires de modernidad como el servicio de internet, wifi, y televisión por cable en sus 220 habitaciones.

Apuntes históricos

EL “Capri”, inaugurado en noviembre de 1957, conformó la flamante trilogía de construcciones hoteleras más modernas de su época en Cuba, junto al “Habana Riviera” y el “Habana Hilton”, que tomó el nombre de “Habana Libre”, al ser intervenido en junio de 1960 por el gobierno cubano.

El casino del hotel, enclavado en una edificación contigua al hotel, lo manejaba el mafioso norteamericano Santo Trafficante Jr., quien obtuvo una licencia para operarlo, y era el “símbolo perfecto” de la mafia en La Habana a finales de la década de los 50, según un escritor de la época.

Pero la cara pública del casino y el club nocturno del Capri era una celebridad de Hollywood: el actor George Raft, reconocido por encarnar en la gran pantalla personajes identificados con el hampa.

Con la llegada al poder de la revolución castrista el 1 de enero de 1959, puso el punto final de la estancia de Raft en la lujosa suite que ocupaba en el hotel, ahora convertida en un restaurante especializado en comida italiana. Todo ese pasado ha quedado atrás y en la actualidad sus espacios no muestran referencias de aquellos pasajes de la historia de este establecimiento.

Ahora, en sus áreas, sencillamente ambientadas, priman los colores neutros como el ocre, verde claro, blanco o el negro, con un diseño elegante y sobrio colindante con el minimalismo.

Aunque su presentación oficial está prevista para mayo durante la Feria del Turismo de la isla (FitCuba-2014), el hotel reabrió sus puertas en diciembre y ha recibido desde entonces más de 8.000 huéspedes, en su mayoría procedentes de Estados Unidos.

También ha sido el anfitrión de turistas de Alemania, España, Francia, Italia, México, Rusia, Canadá, países del cono suramericano y hasta algunos procedentes de Japón y Corea del Sur.

De muelle colonial a cervecería

El antiguo Muelle de la Madera y el Tabaco de La Habana colonial, ubicado al borde de su bahía, ha sido reconvertido por la Oficina del Historiador de la ciudad en una gran cervecería, dentro de un proyecto de rehabilitación de su zona portuaria.

Con capacidad para más de 400 personas, el nuevo establecimiento, está emplazado en una gran nave que con su propia fábrica de cerveza, que se elabora de forma natural con tecnología y malta procedente de Austria.

Se elaboran tres tipos de cerveza (clara, tostada y negra) y se produce al día 1.000 litros de la bebida mediante un procedimiento tradicional, según explica Belquis González, una de las maestras cerveceras que trabajan en la taberna-fábrica.

La Habana2

Abierto al público desde el pasado 14 de marzo, este establecimiento se inserta en un ambicioso proyecto del organismo que dirige el historiador Eusebio Leal para recuperar el puerto viejo de la Bahía de La Habana, cuyas actividades industriales y fabriles se trasladarán progresivamente al renovado puerto del Mariel, a 45 kilómetros al oeste de la capital.

Las cifras

Según los últimos datos oficiales conocidos, Cuba recibió entre enero y febrero 636.146 visitantes, una cifra que supone un 7% más que en el mismo periodo del año.

Canadá se mantuvo como principal destino emisor, aunque también arrojan cifras importantes y en crecimiento Francia, Alemania e Italia. Por contra, ha caído el número de visitas de ciudades ingleses, argentinos o rusos.

La isla se encuentra en su temporada alta, que se extiende desde noviembre a abril. El turismo es el segundo sector para entrada de divisas en el país y, el año pasado, dejó 1.301 millones de dólares.

 

EFETUR

Déjanos tu opinión

Opiniones