Home - Noticias Turísticas - Excéntricos comportamientos de los famosos en hoteles

Excéntricos comportamientos de los famosos en hoteles

Los exclusivos hoteles disponen de todos sus recursos para satisfacer las exigencias de las celebridades

jennifer

Jennifer López es la reina de las manías. Cuando se aloja en un hotel se lleva sus propias sábanas porque no puede dormir en telas hechas con menos de 250 hilos. Suele pedir que cambien la iluminación de la habitación del hotel si no le gusta al llegar. Exige que haya grifería de oro y asientos nuevos en los inodoros. Además, todo tiene que ser blanco (paredes, mesas, sillas, sábanas, flores, velas…) y no puede haber productos alimenticios como bombones o bollería que puedan tentarla. Sólo come tortillas hechas de clara de huevo. Exige siempre un sillón especial para maquillarse y máquinas de deporte en las suites para ponerse en forma antes de los conciertos. También pide litros y litros de agua mineral. Como muchas veces viaja con sus gemelos durante sus giras, exige una habitación llena de juguetes para los niños.

Las exigencias de Angelina Jolie provocaron el despido del empleado del hotel Ritz de Moscú. Resulta que la estrella de Hollywood estuvo de visita allí para promocionar su película ‘Salt’ y, antes de su viaje, prohibió expresamente que se tomaran imágenes suyas en el exclusivo hotel moscovita. Por lo visto un empleado del hotel grabó unas imágenes de la actriz con su teléfono móvil y fue despedido de forma fulminante por orden de Jolie. Además, para sus pequeños, Jolie pidió previamente un menú especial, para lo que obligó a los empleados del restaurante del hotel a recorrer las mejores galerías de alimentación de la ciudad.

Cada vez que se aloja en un hotel –como en el exclusivo Claridge’s en Londres–, Mariah Carey insiste en que monten un gimnasio justo al lado de su suite, en la que tiene que haber dos DVD y que únicamente pueden poner su música y vídeos, tanto ella como su mascota se bañan con agua mineral francesa y tiene la costumbre de pedir sales del mar Muerto para hacerse un peeling casero. Por si esto no fuera suficiente, además, reserva todas las suites disponibles en el hotel para que nadie pueda molestarla y, de paso, pueda alojar a su equipo de estilistas, peluqueros, publicistas, asistentes, representantes y personal de seguridad.

Julia Roberts es otra de las actrices cuyas exigencias son curiosas. Entre ellas destaca que sólo bebe agua mineral, pero no le gusta ver una botella de plástico porque no es biodegradable. Además, se dice que sólo se baña con agua mineral. En cuanto a la comida, exige que provenga de agricultura biológica sin pesticidas u otros productos químicos tóxicos para el ambiente o para la salud de los que la comen.

Rihanna exige que su estilista viaje con ella y esté disponible en todo momento. Tiene pasión por las chucherías y la comida basura: una vez ordenó que le enviaran volando a su hotel catorce paquetes de galletas Oreo, cuatro bolsas de patatas fritas con sabor a queso, nueve botes de helado y seis pizzas familiares.

Madonna es otra con rarezas extravagantes. La diva del pop pide que se cambie el WC de la habitación donde se hospeda y que después de su visita se destruya para que no pueda ser vendido o subastado. En el hotel donde se quede tienen que apagar las luces del jardín por la noche para poder ver las estrellas, quiere rosas blancas recién cortadas a una medida exacta y tienen que modificar la distribución de la habitación a su gusto.

Por último, las manías culinarias de tres famosas rubias: Shakira, siempre que sale de gira, pide en su hotel 30 litros de agua sin gas y 29 gaseosas. También pide leche desnatada y muchas pajitas para no estropearse el pintalabios al beber. Christina Aguilera quiere leche, queso, bandejas de vegetales, batido de vainilla, frutas y bandejas de embutidos, todos orgánicos. Además, una botella de vitaminas de los Picapiedra. Y Britney Spears pide que haya siempre ensaladas de camarones y langostinos, bebidas energéticas, chicles, caramelos y cereales en los hoteles donde se aloja. También solicita dos espejos y una tabla de planchar con su correspondiente plancha.

 

Vía: CND

 

Déjanos tu opinión

Opiniones