Home - Noticias Turísticas - Descubren cementerio de tiburones en el fondo del Atlántico

Descubren cementerio de tiburones en el fondo del Atlántico

En pleno océano Atlántico, a 1.200 metros de profundidad el silencio y la oscuridad son casi absolutos. Pero a pesar de las difíciles condiciones, la vida prospera en el fondo marino gracias a las oportunidades que vienen desde la superficie, en forma de restos y nutrientes.

shark-grave

Un grupo de científicos del Instituto Marino de la Universidad de Plymouth ha publicado en la revista «Plos One» el hallazgo de un nuevo oasis de comida en medio de las llanuras del fondo oceánico. La «mesa» del banquete se encuentra, nada más y nada menos, que en un «cementerio» de tiburones situado frente a las costas de Angola, a 1.200 metros de profundidad y en un área de un kilómetro cuadrado. Allí, se han topado con los esqueletos de un tiburón ballena y tres rayas, «muertos desde hace uno o dos meses», rodeados por una amplia colección de carroñeros que se estaban dando un festín.

«Había mucho peces junto a las carcasas –los esqueletos–, como si estuvieran protegiéndolas», ha dicho el Doctor Nick Higgs, que ha dirigido la investigación. En una nota de prensa publicada en BBC, ha explicado que hay muchos estudios sobre restos de ballenas, pero ninguno en tiburones u otros tipos de grandes animales marinos.

Gusanos zombi

Y es que las carcasas o esqueletos de ballenas, son el hogar de complejos ecosistemas en medio de la soledad de los fondos profundos de los océanos. Cuando el cuerpo de un gran animal cae sobre el fondo, «primero atrae a carroñeros, como tiburones, luego a pequeños oportunistas, como anfípodos –animales parecidos a gambas– y cangrejos». Ha explicado el doctor Higgs en BBC. También, se pueden encontrar «gusanos zombi», capaces de alimentarse de la grasa de los huesos animales al asociarse con bacterias que descomponen los ácidos grasos.

Según los investigadores, los restos de grandes animales constituyen el 4% del total de comida que llega al suelo oceánico de esa zona de Angola. «Esas carcasas pueden mantener a las comunidades del fondo marino durante semanas o meses». Según han explicado, en los restos de tiburones no se han encontrado los típicos «gusanos zombi» de las carcasas de ballenas, quizás porque no pueden aprovechar el esqueleto de cartílago de los tiburones.

abc.es/dailymail.uk/bbcnews

Déjanos tu opinión

Opiniones