Home - Noticias Turísticas - Conoce los destinos en Brasil para disfrutar tu luna de miel

Conoce los destinos en Brasil para disfrutar tu luna de miel

Un momento tan especial, único e irrepetible como la Luna de Miel merece ser imborrable, y una excelente opción para disfrutar de unos días de descanso y romanticismo son las hermosas playas del nordeste de Brasil.

baia-do-sancho
Los pueblos costeros y sus alrededores fusionan paisajes paradisíacos con resorts que ponen a disposición de los visitantes todo tipo de comodidades.

Para aquellos que gustan de lo rústico, Trancoso ofrece hermosas playas en una atmósfera que transporta al turista al Brasil colonial. Por su parte, los que prefieren la naturaleza salvaje pueden viajar a Fernando de Noronha, una exclusiva isla declarada Patrimonio Mundial Natural por la Unesco.

Trancoso: la intacta naturaleza brasileña

Éste es el destino ideal para quien busca tranquilidad y contacto con la naturaleza. Trancoso es un pueblito ubicado al sur de Bahía que fue fundado por los portugueses en 1586, y redescubierto por los hippies a fines de los ‘70. Esta villa de pescadores mantiene el encanto del siglo XVI y deleita por la belleza de su litoral salvaje, de aguas azuladas. Las playas se alargan desde Rio da Barra hasta Coqueiros, con piscinas naturales cortadas por ríos y manglares. Impresiona la riqueza de la flora local, mientras que sus aguas cristalinas y tibias invitan a los turistas a la práctica de buceo.

El centro histórico de Trancoso, conocido como “Quadrado”, transporta al visitante a la época del Brasil colonial, cuando la región aún era una aldea jesuita. En la cabecera del “Quadrado” se erige la Igreja de São João Batista, y detrás de ella un mirador revela una deslumbrante vista hacia el mar.

En los últimos años aparecieron en este pueblo la electricidad, los teléfonos celulares y las calles pavimentadas, pero el alumbrado público se mantiene gracias a los cientos de velas ubicadas estratégicamente alrededor de la plaza, impregnando la noche de una magia única.

En las proximidades del “Quadrado” también se encuentran los principales restaurantes de la ciudad, cuya cocina típica se condimenta con baiano “picante”. Los platos locales combinan la gastronomía indígena con la influencia portuguesa y los ingredientes introducidos por los esclavos africanos.

Trancoso propone a los novios días circulares para deleitarse con el dolce far niente: un contundente desayuno en la mañana fresca con vista a los valles y el mar, jornadas de pleno sol y una variada oferta comercial, artística y gastronómica para la vida nocturna.

Lo que hay que saber

Clima: Debido al clima tropical, Trancoso es soleado durante todo el año. En verano -de diciembre a marzo- la temperatura oscila entre 28ºC y 35ºC; y en invierno -de junio a setiembre- la media es de 24ºC.

Cómo llegar: Porto Seguro cuenta con un aeropuerto internacional. Desde la ciudad hasta el poblado distan 26 km.

Hoteles para hospedarse: Trancoso ofrece una gran variedad de posadas y hoteles aptos para todos los bolsillos.

Gastronomía: Vatapá, estofado, acarajé, la feijoada, y sarapatel bledo son platos típicos de la cocina bahiana. Pero, Trancoso tiene una enorme variedad de restaurantes que ofrecen diversas opciones de comida internacional.

Mejor momento para visitar: Para quien desee aprovechar este destino con más tranquilidad, lo aconsejado es que viaje durante la temporada baja.

Fernando de Noronha, un lujo en Sudamérica

Fernando de Noronha alcanza la cúspide de la belleza y exclusividad. El archipiélago, ubicado a 545 Km. de Recife, está compuesto por 21 islotes que albergan playas con aguas de color esmeralda, así como una excelente estructura hotelera y gastronómica. Pese a que funcionó como presidio durante 201 años, y fue territorio militar hasta 1987, en la actualidad es un área protegida destinada a la investigación científica. Por este motivo, Fernando de Noronha admite la presencia limitada de 700 turistas al mismo tiempo, convirtiéndolo en uno de los lugares más exclusivos del mundo.

La isla ofrece a sus visitantes 16 playas prácticamente desiertas, con aguas cristalinas que resultan ideales para bucear y observar la impresionante fauna y flora marina. Las playas mantienen la naturaleza salvaje de la región, y en ellas se puede pescar, surfear o hacer excursiones en barco. Además, las islas tienen propuestas bien señalizadas para realizar caminatas que conducen a las costas más recónditas y tranquilas.

La cala de Baía do Sancho ha sido elegida por TripAdvisor como una de las mejores playas del mundo por segundo año consecutivo. Baía do Sancho es un paraíso de aguas turquesas y arena blanca cubierta por una abundante vegetación tropical.

Para los entusiastas del turismo responsable, la preservación de distintas especies de animales es una constante en Noronha. Entre los innumerables paseos, que combinan diversión y conciencia ecológica, está la visita al Projeto Tamar, responsable de salvar a miles de tortugas marinas todos los años. Este proyecto permite que los turistas participen en el emocionante y singular momento en el cual las tortugas salen de su caparazón y se dirigen por primera vez al mar. Esto ocurre entre marzo y junio en la Praia do Leão.

Otra iniciativa relacionada con las tortugas verdes es la “tartarugada” (tortugada), actividad realizada por los voluntarios del proyecto en los meses de enero a junio, época de desove de estos reptiles. En esta ocasión el viajero tiene la oportunidad de acompañar a los especialistas durante el monitoreo nocturno en la Praia do Leão, principal punto de desove en la isla. Los delfines son otros de los animales que también cautivan a los turistas. En el Mirante dos Golfinhos es posible observar a estos encantadores cetáceos, que buscan la playa para descansar. El ritual cuenta también con la presencia de aves marinas, que brindan un hermoso espectáculo natural para los sentidos.

Sin olvidar el romanticismo, una cena a luz de velas es la mejor opción para disfrutar de una noche cálida. El archipiélago cuenta con una red de restaurantes donde se puede saborear desde la cocina regional más sencilla hasta los platos más refinados.

Lo que hay que saber

Clima: La temperatura media es de 28ºC con apenas dos estaciones: una seca (de septiembre a marzo) y otra lluviosa (de abril a agosto), que se caracteriza por lluvias esporádicas intercaladas por sol intenso.

Cómo llegar: Partiendo de las ciudades de Recife y Natal. Tres compañías aéreas operan vuelos regulares con una frecuencia de 6 a 7 vuelos por semana. Otra opción son los cruceros que parten de Fernando de Noronha de octubre a abril.

Gastronomía: peces y frutos marinos son los principales de su gastronomía. Una especialidad local es el “tubalhau”, famoso bolillo preparado con carne de tiburón. Destacan, también, los platos considerados afrodisíacos, como el “Pirão de Piraúna”.

Mejor momento para visitar: De setiembre a marzo.

Hoteles para hospedarse: La estructura hotelera está conformada por posadas en casas de familia y otros más sofisticados, con infraestructuras para todos los gustos y variados precios.

Considerar: Su acceso está controlado, limitando el número de personas por día. Conviene reservar con anticipación el viaje.

 

vía: hostnewstraveller

Déjanos tu opinión

Opiniones